Creditos Rápidos

Los créditos rápidos son una nueva modalidad de financiación, los cuales nos podrán aportar dinero ante necesidades o premura que tengamos para afrontar pagos pendientes con rapidez.

Este tipo de créditos solían ser ofrecidos de inicio por empresas de capital privado si bien y debido a la gran demanda de este producto en cuestión, las entidades bancarias están entrando y ofreciendo cada vez más este tipo de producto o financiación.

Los plazos de devolución oscilaran en periodos compendios desde el medio año hasta los 6 años, si bien debido a la entrada de las entidades bancarias podremos solicitar este tipo de créditos para devolverlos incluso a 30 días si contamos con dicha posibilidad.

Normalmente se estipulará la duración de devolución y se abonarán las cuotas pactadas mensualmente.

Requisitos para obtener un crédito rápido:
  • a. Tener o ser mayor de 21 años.
  • b. No aparecer en el registro de morosos (ASNEF, RAI, CIRBE)
Ventajas:
  • Agilidad en tramitación del crédito (solicitud online o telefónicamente).
  • Se solicita poca documentación (DNI, cuenta corriente, nomina o pensión).
  • Rapidez en disponer el importe solicitado
  • Rápida respuesta por parte de la entidad.
Interés:
  • Este tipo de créditos rápidos tienen un interés que puede oscilar entre el 20% y el 25%.
Inconvenientes:
  • Altos intereses de demora ante impagos de cuotas.
  • Inscripción en listas de morosidad (ASNEF, RAI, CIRBE).